Ataque a Soleimaní: un bombardeo estadounidense para disuadir a Irán

Temor a una nueva guerra en oriente medio tras la muerte del comandante Iraní, Qasem Soleimani, en un bombardeo estadounidense en Irán.

El objetivo, según el gobierno norteamericano, era impedir un ataque inminente contra militares y diplómaticos estadounidenses.

El secretario de estado, afirmó que Estados Unidos está preparada para responder ante cualquier represalia por parte de Irán, de hecho, según medios locales, desplegará entre 3000 y 3500 soldados en oriente medio este fin de semana.

El presidente, Donald Trump, trató de rebajar la tensión al afirmar que no trataba de comenzar una guerra, sino que lo contrario.

No tomamos estas medidas para comenzar una guerra.

Cabe destacar que Trump no consultó al congreso antes de ordenar el ataque con drones, una decisión ya criticada por parte de Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes.

El líder supremo iraní, Alí Jamenei, ha asegurado que vengará la muerte de Soleimaní.

La tensión entre estados unidos e irán ha ido aumentando en los últimos años y ya se auguran nuevos ataques o atentados. El temor a una tercera guerra mundial vuelve a estar presente.